Saltar a contenido

9. Oraciones

Oraciones de estado

Con un sustantivo o pronombre como sujeto

Normalmente una oración consiste en una sujeto y un predicado. En las oraciones más sencillas, el sujeto es un pronombre y el predicado es un adjetivo o un sustantivo.

mi gud. – Yo estoy bien.
da nove. – Ello es nuevo.
da Sara. – Ella es Sara.

Cuando el sujeto es un sustantivo, el verbo de conexión es («ser», «estar») es necesario.

Sara es gud. – Sara está bien.
roka es dai. – Rocas son grandes.
meza es nove. – La mesa es nueva.

La palabra no se añade para formar el negativo. Entonces el verbo es no es necesario.

Positivo Negativo
mi (es) gud. mi no (es) gud.
Yo estoy bien. Yo no estoy bien.
da (es) nove. da no (es) nove.
Ello es nuevo. Ello no es nuevo.
da (es) Sara. da no (es) Sara.
Ella es Sara. Ella no es Sara.
Sara es gud. Sara no gud.
Sara está bien. Sara no está bien.

Dos pronombres personales también se pueden combinar con es.

mi es da. – Yo soy ello.
mi no (es) tu. – Yo no soy tú.

Con un adjetivo o verbo como sujeto

La misma regla aplica para dos adjetivos, o un verbo y un adjetivo.

yun es mei. – Joven e lindo.
nove no lau. – Nuevo no e viejo.
gani es gud. – Cantar es bueno.

Oraciones de acción

Un predicado también puede ser un verbo. En este caso, puede haber objetos en adición al sujeto. Estes siguen el predicado.

mi marche. – Yo camino.
tu yam aple. – Tú comes manzana.
vi don som mone to da. – Nosotros le damos algo dinero.

Estructura de eje

Estructura de eje básica (SVOVO)

En el estructura de eje el orden de las palabras es:
subjeto – verbo 1 – objeto 1 – verbo 2 – objeto 2.

Objeto 1 tiene dos papeles. Es al mismo tiempo el objeto del verbo 1 y el sujeto del verbo 2.

mi van tu yam som vege. – Yo quiero que tú comes verduras.

En el ejemplo arriba, mi van tiene tu como su objeto. Al mismo tiempo, tu funciona como el sujeto del predicado siguiente, yam som vege. Entonces tu es el eje de la oración entera.

El verbo segundo en una estructura de eje es el verbo principal. El verbo primero es un verbo modal, que indica una modalidad como desero, permiso, o obligación.

mi van tu yam vege. – Quiero que tú comes verduras. (desero)
mi sele tu yam vege. – Aconsejo que tú comes verduras. (consejo)
mi halal tu yam vege. – Permito a tú comer verduras. (permiso)
mi bil tu yam vege. – Posibilito a tú comer verduras. (habilidad)
mi mus tu yam vege. – Obligo a tú a comer verduras. (obligación)
mi rai tu yam vege. – Opina que tú comes verduras. (opinión)

Estructura de serie de verbos

Puede haber dos, tres, o incluso más verbos en una serie, y todos tienen el mismo sujeto.

  1. mi go a haus. – Me voy a casa.
  2. mi kan go a haus. – Me puede ir a casa.
  3. mi van kan go a haus. – Me quiero poder ir a casa. (Palabra por palabra: Yo querer poder irse a casa!)

El verbo último en la serie es el verbo principal. Los verbos que lo predece son verbos modales.

tu van yam som vege. – Tú quieres comer verduras. (desero)
tu sele yam som vege. – Tú debes comer verduras. (consejo)
tu halal yam som vege. – Tú puede comer verduras. (permiso)
tu kan yam som vege. – Tú puede comer verduras. (habilidad)
tu mus yam som vege. – Tú tienes que comer verduras. (obligación)

Omitir pronombres

En ciertos tipos de expresión los pronombres se omiten para brevedad. Esto es común especialmente en mandatos y pedidos.

Estructura de eje corta (VOVO)

mi amir tu kai da mun. – Yo te mando que abres la puerta.
amir tu kai da mun. – ¡Abre la puerta!

Estructura de eje corta (VVO)

mi plis tu kom to haus. – Yo te pido que vienes a casa.
plis kom to haus! – ¡Por favor viene a casa! (Palabra por palabra: ¡Pedir venir a casa!)

Preguntas

Preguntas de sí o no

Preguntas de sí o no son preguntas que esperar «sí» o «no» como una repuesta. La manera más fácil para formar una pregunta de sí o no es sencillamente afijar la partícula he («eh») al fin de una declaración.

tu yam un piza. – Tú comes una pizza. (declaración)
tu yam un piza, he? – ¿Tú comes una pizza? (pregunta)

Es también posible usar no («no») o ye («si») en vez de he para sugerir una repuesta esperada.

tu yam un piza, no? – Tú comes una pizza, ¿no?
tu yam un piza, ye? – Tú comes una pizza, ¿sí?

La manera tercera para preguntar una pregunta de sí o no es contradecir el verbo con la structura de A-no-A.

tu yam no yam un piza? – Tú comes o no comes una pizza?
tu kan no kan yam un piza? – Tú puedes o no puedes comer una pizza?

Finalmente, puede enfatiza la pregunta usando sual.

mi sual, tu yam un piza? – Pregunto, ¿tú comes una pizza?
sual tu yam un piza? – ¿Tú comes una pizza?

Preguntas de sí o no se responden con ye («si») y no («no»).

tu vize mi, he? – ¿Tú me ves?
ye. (mi ye vize tu.) – Sí. (Yo te veo.)
no. (mi no vize tu.) – No. (Yo no te veo.)

Preguntas negativas se responden para ye y no aplican al verbo principal, no la pregunta entera.

tu no vize mi, he? – ¿No me ves?
ye. (mi vize tu.) – Sí. (Te veo.)
no. (mi no vize tu.) – No. (No te veo.)

Preguntas de alternativo

Preguntas que ofrecen alternativos terminan con la partícula he o comienzan con la palabra sual. La pregunta se repuesta por repetir el alternativo elegido.

tu yam un o du banana. – Comes un o dos plátanos.
tu yam un o du banana, he? – ¿Comes un o dos plátanos?
un. – Un.

Preguntas abiertas

Preguntas abiertas piden más información. En Pandunia se usan la palabra kua.

piza es kua? – ¿Qué es pizza?

La palabra de pregunta se puede mover al inicio de la oración para enfasís. Sin embargo, a diferencia de español, el orden de las palabras también se puede dejar en paz

kua tu yam? – ¿Qué estás comiendo?
tu yam kua? – ¿Estás comiendo qué?
da kom a kua tem? – ¿Cuándo llega?
yu vizite a kua jen se haus? – ¿La casa de quién ustedes visitaron?

Cláusula relativa

Una cláusula relativa es una cláusa que modifica un frase de sustantivo, más común un sustantivo. Por ejemplo, la frase «la persona que vive alla» contiene el sustantivo persona, que es modificado por la cláusula relativa que vive alla.

Hay maneras diferentes para construir una cláusula relativa en Pandunia. El pronombre relativo en Pandunia es ki y corresponde a español que o el cual.

En Pandunia, cláusulas relativas siempre son separadadas por comas.

da buk, ki da jen kitab, pada. – El libro, que la persona escribe, cae.

Es posible omitir ki. Esta estructura se llama cláusula relativa reducida.

da buk, da jen kitab, pada. – El libro, que la persona escribe, cae.

El pronombre relative es necesario cuando el sustantivo relativizado es el sujeto de la cláusula relativa.

da jen, ki kitab da buk, pada. – La persona, que escribe el libro, cae.

En adición el objeto de una preposición puede ser la cabeza de la cláusula relativa. Es posible usar pronombres relativas o la estructura de cláusula relativa reducida.

da kalam, a ki da jen kitab da buk, pada. – La pluma, con que la persona escribe el libro, cae.
da kalam, da jen kitab da buk a, pada. – La pluma, con que la persona escribe el libro, cae.

El pronombre relativo puede ponerse en su lugar correcto en la estructura de eje o puede omitirse usando la estructura de cláusula relativa reducida.

da jen, mi vize ki kitab da buk, pada. – La persona, que veo escribir el libro, cae. da jen, mi vize kitab da buk, pada. – La persona, que veo escribir el libro, cae.

En adición pronombre relativo resumivo se puede utilizar si es necesario.

da jen, mi kitab da buk a ki se kalam, pada. – La persona, con cuya pluma escribo el libro, cae.

Cláusulas de contenido

Una cláusula de contenido puede ponerse antes o despues de la cláusula que habla sobre ella. El demostrativo da der indica la frase siguiente, y da indica la previa.

da der es bari, ke mi haf no vize di. – Lo siguiente es importante: resulta que no los veo.
ke pan jen es sim, da es klar. – Todas las personas son iguales; este hecho es claro.


Combinar frases con conjunciones

Conjunciones básicas

e – y (conecta dos palabras o frases similares)
o – o (conecta dos palabras o frases alternativas)
ama – pero (introduce una palabra o frase que contrasta o contradice con la palabra o frase previa)

mi suka mau e vaf. – Me gustan los gatos y los perros.
mi suka mau o vaf. – Me gustan los gatos o los perros.
mi suka mau ama no vaf. – Me gustan los gatos pero no los perros.

Observaciones

Observaciones son las oraciones más sencillas. Pueden consistir en solo una palabra, que llama la atención del oyente.

mau! – ¡Un gato!
barsha! – ¡Llueve!